Teletrabajo e iluminación

Hoy día hay muchos profesionales teletrabajando. Muchos se habrán dado cuenta de que lo hacen bajo condiciones lumínicas no adecuadas. Os traemos unos consejos al respecto.

La luz del sol no tiene precio. En ningún sentido, además. No hay nada que haya inventado el ser humano que supere a la luz solar. Nada de nada. Olvídese de inventos mágicos. Lo ideal es colocar el escritorio cerca de una ventana para aprovechar la luz natura. Y si conseguimos que la luz entre de costado para evitar reflejos o sobras entre el teclado y la pantalla, habremos logrado la posición ideal y un descanso adicional para nuestra vista.

Cuando la luz natural comienza a desaparecer, lo ideal es utilizar luz ambiental. Los flexos y demás inventos que iluminan de manera directa la zona de trabajo son el mayor de los errores. Sí, así es. La vista se fatiga mucho más. Por ello es mucho mejor disponer de una buena luz ambiental en la habitación. Y si logramos tener una buena luz en el techo y que nuestra espalda no impida su paso, habremos logrado la posición perfecta.

Los flexos solo valen para dirigir la luz hacia un punto del escritorio donde vayan a estar fijos nuestros ojos, pero solo en el caso en que vayamos a realizar algo que necesite de mucha precisión (dibujar, coser…) y que esa luz no deslumbre, por supuesto.

Lo que suele pasar a muchos clientes, es que pasan muchas horas mirando la pantalla del ordenador con la mirada fija en textos o vídeos. Al igual que hay muchos televisores que iluminan la pared que hay tras ellos, de noche convendría que hubiese algo de luz tras la pantalla. Con unos leds se puede solucionar rápidamente.

En estos casos de pasar mucho tiempo delante de la pantalla, conviene hacer descansos visuales cada 20 minutos. Mirar por la ventana unos segundos hacia zonas distantes bastará para relajar la vista… y no perderla.

En EUFÓN ELECTRICIDAD estamos a su servicio. No dude en ponerse en contacto con nuestros especialistas y le asesorarán sin compromiso.

Leave a Reply