¿Cuánta Potencia Necesitas?

¿Cómo elegir la potencia necesaria para nuestra vivienda? Varía mucho según las características de cada una. Sobre todo de los electrodomésticos que tengamos (los que emiten calor o frío gastan más), de cómo los utilizamos (una lavadora en frío utiliza un 10% de su potencia), del número de habitantes de la casa y de cuántos aparatos queremos usar al mismo tiempo. Si nunca te han saltado los plomos, podrías bajar la potencia al menos un tramo.

Suma la potencia (kW) de todos los electrodomésticos de mayor potencia. Luego añade a la suma anterior un margen de 1kW para iluminación y pequeños electrodomésticos. Divide el total entre 3, porque no todos los aparatos tienen que funcionar a la vez  El resultado siempre debe ser mayor que el electrodoméstico de más potencia pues, de lo contrario, no podrías utilizarlo. Es una manera sencilla de saber la potencia real que necesitas y no pagar de más en la factura. No conviene tirar mucho a la baja por si acaso. Si pasa otro año y no han saltado los plomos, podrás bajar otro escalón en la potencia contratada.

Recuerda que no se puede elegir exactamente la potencia que uno quiere, que sería lo deseable. Hay unos tramos que podemos elegir.

Lo mismo es aplicable a los comercios, oficinas e industria. Nuestros expertos estarán encantados de asesorarte al respecto. No dudes en ponerte en contacto con nosotros.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *